10 TEMAS DE PROTECCION DE DATOS QUE NOS DEJÓ 2018

El año 2018 no ha sido uno más en el terreno de la protección de datos de carácter personal. En cierta medida ha marcado “la salida del armario” de los datos. Y este cambio ha venido para quedarse. Vamos a detallar los puntos más importantes en materia de protección de datos de este año que se va:

UNO. La entrada en vigor de dos normas fundamentales.

La primera fue el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016. Esta norma europea tuvo un desarrollo en el R.D.L 5/2018 de 27 de julio, hoy derogado. Finalmente la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales, y garantías de derechos digitales.

SEGUNDO: Se ha generado un amplio consenso en la materia.

La ley de Protección de Datos fue aprobada con un 93 por ciento del Parlamento. Esto, en una época tan convulsa como la actual, da constancia del amplio consenso generado socialmente en esa materia, y el pacífico recorrido que le espera a la norma.

TERCERO: El 25 de mayo de 2018 una fecha clave.

Los medios de comunicación han actuado de altavoz de la protección de datos. Desde principio de año, e incrementándose cuando se acercaba la fecha, se ha ido dejando constancia de la entrada en vigor del Reglamento de Protección de Datos. Las continuas cuñas de información fueron calando en la población, que vio como Europa se ponía de acuerdo en algo: proteger los datos era algo fundamental.

CUARTO: Sufrimos una invasión de correos solicitando el consentimiento.

En torno al 25 de mayo, las empresas emprendieron una carrera solicitándonos autorización para la remisión de envíos publicitarios. El nivel de respuesta fue entre insignificante y nulo. Sin embargo, se generó un efecto  amplificador, por el que nuevas empresas se iban incorporando a estas inútiles solicitudes. Tan  pronto como llegó cesó radicalmente y hoy forma parte de la historia, la petición de consentimiento por correo electrónico.

QUINTO: Facebook y la masiva filtración de datos.

En 2018 se supo que Cambridge Analytic utilizó ilícitamente los perfiles de 87 millones de usuarios de Facebook para realizar anuncios políticos segmentados. Como advirtió ya el máximo responsable europeo de la protección de datos, esta crisis no es más que la «punta de un iceberg» en relación a los escándalos relacionados con los datos personales privados de los ciudadanos. Nuestros datos están en peligro.

SEIS: Nacimiento de nuevas figuras.

El nuevo Reglamento nos trajo nuevos conceptos: Análisis de Riesgo, Registros de Tratamiento, Evaluación de Impacto. Se trata de analizar todo el proceso del flujo de los datos en la organización, y de establecer un buen ejercicio de todos los derechos. La normativa dejó, para siempre, de centrarse en el cumplimiento de unos requisitos preestablecidos y de escasa utilidad, para cumplir realmente su función.

SIETE: Nace el Delegado de Protección de Datos.

Con la nueva normativa la protección de datos se “profesionalizó”. El Delegado pasa a controlar todo el proceso de protección de datos en determinados colectivos que tratan datos sensibles o tratamientos masivos. La nueva Ley, además de hacer esta figura y la hace obligatoria en varios colectivos (Colegios Profesionales, centros docentes, sanitarios, etc.). Se le otorga múltiples competencias, a la vez que importantes responsabilidades.

OCHO: La protección de datos se incluye en el sistema educativo.

Una de las novedades de la nueva ley es la mayúscula importancia que se concede a la formación en protección de datos. Se da prevalencia a la formación  en el uso  de internet, tanto de alumnos como profesores.  En el plazo de un año desde la entrada en vigor, se deberá concretar esta obligación de formación por Gobierno y autoridades educativas.

NUEVE: Regulación más estricta en múltiples ámbitos.

La ley incorpora varias obligaciones en el ámbito laboral en materia de protección de datos (geolocalización, videovigilancia, etc.). Derechos sobre el legado digital, y potenciación de los derechos del menor y de otros colectivos desfavorecidos.  La protección de datos pasa a formar parte de nuestra vida cotidiana, aunando ámbitos laboral y personal.

DIEZ: Se regulan las Derechos Digitales.

La nueva Ley da un paso más sobre el Reglamento Europeo. Añade los derechos digitales de la persona. En algunos casos son una mera declaración de intenciones, como el acceso al internet universal. En otros tienen una traslación práctica importante (derechos digitales en la negociación colectiva, desconexión digital en el ámbito laboral, olvido de las búsquedas en internet).

Este tsunami que se ha producido en el mundo de la protección de datos, tendrá su plasmación en este año 2019, que en breve comenzamos.

Jesús Medina Jaranay

Director Gerente Aucón Asesores, S.L.

Share:

Escrito por

El autor no ha dado información en su perfil

Deja un comentario